La Empresa

J. H. Salazar Ltda. es una empresa cuyos giros comerciales son: Librería, Imprenta y Supermercado, creada por el Sr. José Humberto Salazar Arriagada en el año 1960, siendo una de las Librería más antiguas de Concepción.

 

Viendo las proyecciones de las ventas vía Internet, en Julio de 2005 J.H. Salazar, adquiere Telecompra, una de las primeras empresas dedicadas al comercio electrónico en la VIII Región.

Telecompra, nace como respuesta a la creciente necesidad de diferentes personas, empresas y oficinas por acceder a un servicio que les permita realizar sus compras de supermercado vía internet, de modo de evitarse las largas filas en los supermercados y aprovechar de mejor manera el tiempo ocupado en esta tarea.

Telecompra es una empresa constituida por jóvenes profesionales involucrados seriamente en el desarrollo del comercio electrónico en el país cuyos grandes objetivos son ofrecer un servicio profesional y satisfacer la necesidades de sus clientes a plenitud.

Las personas que conforman telecompra tienen la convicción de las grandes ventajas que ofrece el comercio electrónico, como por ejemplo, ser un agente facilitador de nuestra vida diaria. Es por esto, que Telecompra aparece como una forma rápida, fácil, cómoda y segura de realizar todo tipo de compras dentro de un supermercado.

 

Misión

La misión de Telecompra es comercializar y distribuir productos de supermercado de alta calidad utilizando el comercio electrónico, siendo una empresa innovadora en este rubro. Se ofrece un servicio ágil y oportuno de manera de dar soluciones reales a nuestros clientes, además, será una preocupación permanente para la empresa brindar precios competitivos acordes a las altas exigencias del mercado regional.

 

Valores Corporativos

Los valores corporativos de la empresa involucran una constante preocupación por el bienestar y comodidad de nuestros clientes, manteniendo una relación grata y de confianza, de modo tal, que el cliente note el compromiso de la empresa hacia ellos.

Por otra parte, es importante tener una interacción responsable que enmarque lealtad y ética hacia la sociedad, entendida ésta como el conjunto de competidores, proveedores y al gobierno como agente regularizador.